Hoy es la noche del solsticio de verano, la noche más larga del año. Noche de celebraciones, de magia, de hogueras y de dulces que abrazan el cambio de estación.

En Sarobe nos gusta ampliar miras y conocer qué se cuece en nuestro entorno por eso hoy queremos que conozcáis de nuestra mano dos dulces muy típicos que se preparan siempre la víspera de San Juan, como ritual de buena fortuna: La Coca Catalana y los Macarrones Ibicencos.

La Coca de Sant Joan es una torta plana que puede ser de muchos tipos, aunque la más típica va rellena de crema o cubierta de fruta confitada. Es pariente de otras elaboraciones típicas mediterráneas como la pizza y se cocina tradicionalmente la víspera de San Juan para degustarla durante la verbena nocturna. En Menorca también se come la coca, aunque su proceso de elaboración varía y allí la denominan la Coca Bamba.

Sin alejarnos de las Islas Baleares damos a parar con los curiosos Macarrons de Sant Joan, que se elaboran tradicionalmente en Ibiza y Formentera también en estas fechas. Se trata de un postre que tiene como base una pasta plana y corta, con los bordes rizados, que se compra a granel en la isla. Para hacernos una idea es una especie de arroz con leche pero con macarrones, que se sirve muy frío y con el típico toque de canela.

No nos cabe duda de que muchos de vosotros seguro tenéis vuestro propio dulce típico de San Juan, y a nosotros nos encantaría conocerlo. Podéis dejar recetas, recuerdos y txaskarrillos en nuestro apartado de comentarios.

Gora San Juan!