¿A quién no le gusta amanecer y deslizarse hasta la cocina para degustar un rico café recién hecho? Como amantes de lo dulce nos declaramos al mismo tiempo, grandes apasionados del café, y por eso hoy vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre cuál es la forma más saludable de endulzar nuestra infusión por excelencia. Entre todas las posibilidades que podemos encontrar en los supermercados y tiendas ecológicas de nuestro entorno hemos hecho una selección de las que para nosotros, son las 3 mejores y más naturales formas de endulzar el café. Arrancamos:

1- Miel: Cada día nos topamos con más clientes y amigos que utilizan este alimento clásico como edulcorante. Endulza hasta 25 veces más que el azúcar blanco refinado y es más fácil de digerir, por lo que nuestro cuerpo la transforma más rápidamente en energía. Te recomendamos que añadas una cucharadita a tu café ya listo, que lo pruebes, y añadas una segunda en caso de ser necesario.

2- Stevia: este edulcorante se obtiene del polvo de las hojas de la planta con ese mismo nombre, y es entre 200 y 300 veces más dulce que el azúcar corriente. Contiene propiedades antibacterianas y además refuerza el sistema inmune protegiéndonos de resfriados y gripes. Habitualmente encontramos la stevia en formato líquido, por lo que recomendamos añadir unas gotitas al café una vez esté preparado.

3- Panela: la panela es el jugo de la caña de azúcar cristalizado por evaporación. Se la considera el azúcar más puro ya que no está sometida a ningún proceso de refinamiento. Contiene una elevada cantidad de vitaminas y minerales que conserva intactas debido a su origen natural. Podemos encontrar panela en la sección ecológica de grandes superficies o en herboristerías, y basta con ponernos un par de cucharadas en el café para conseguir el dulzor óptimo.

Y vosotros, ¿Cómo endulzáis vuestros cafés? Esperamos vuestras respuestas!