En Sarobe somos viajeros, y más ahora que con el verano cualquier excusa es buena para preparar la mochila y escaparnos unos días a conocer mundo. Pero claro, zapatero a sus zapatos. Y es que nos resulta imprescindible investigar (y catar claro) los dulces más típicos de los destinos que nos vamos topando y tomar nota de trucos, secretos y detalles varios.
En el post de hoy os vamos a presentar cinco de las tartas más conocidas y típicas de cinco países europeos a las que si no habéis estado aun, os animamos a hacer una escapadita sin olvidaros claro, de degustar estos manjares:

Tiramisú (Italia): El tiramisú en uno de los postres italianos por excelencia, y su origen se ubica en el norte del país. Se compone de una base de bizcocho mojado en café que se intercala a capas con una mezcla de mascarpone, azúcar y huevos. Al presentarlo se espolvorea con cacao en polvo, y está espectacular!

 

Tarta Sacher (Austria): Con el fin de deleitar con algo novedoso a un príncipe se creó esta tarta en el siglo XIX. Se compone de dos gruesas capas de bizcocho de chocolate relleno de mermelada de albaricoque y cubierto de glaseado de chocolate negro. Merece la pena.

 

 

Saint Honorè (Francia): Una clásica entra las clásicas. Seguro que la habéis visto alguna vez, aunque a día de hoy se encuentran versiones variadísimas: una base de profiteroles, con crema tostada y caramelo. Sencilla y deliciosa.

 

 

Selva Negra (Alemania): La Selva Negra se ubica en En el estado alemán de BadenWürttemberg. Con la llegada del chocolate a Europa y las cerezas que daba el bosque, llegó una tarta compuesta de varias capas de bizcocho de chocolate empapado en Kisch (un destilado), relleno de nata y mermelada de cerezas y recubierto de crema chantilly y virutas de chocolate.

 

 

 

Carrot Cake (Suiza): Sí, habéis leido bien: Suiza. Y es que a pesar de la idea generalizada de que esta tarta tiene su origen en EEUU o Reino Unido (red velvet y cupcakes) su verdadera historia se ubica en la Suiza medieval. La zanahoria se volvió el dulce por excelencia al resultar demasiado caras golosinas y dulces, y fue la tarta de cumpleaños más popular del momento.

Seguro que muchos de vosotros ya habéis tenido el placer de probar alguna de estas joyitas, y estamos convencidos de que otros habéis probado tesoros que deberíamos incluir en esta lista.
¿Nos los contáis?