El día 1 de abril realizamos en nuestro obrador un taller dirigido a los más peques. Un taller con el objetivo final de que cada uno de los participantes se llevara para casa un pollito de pascua hecho por ellos mismos.

El resultado no pudo haber sido mejor: diez niños ansiosos por aprender y nuestro maestro Iñigo entregado por completo en la enseñanza de los ingredientes y procesos.

En Sarobe sabemos que este tipo de actividades, les ayudan a adquirir responsabilidades y hábitos sanos de alimentación y además, también experimentan con nuevas texturas, se sienten útiles, aumentan su autoestima y se lo pasan en grande.

Qué decir del resultado. Unos de chocolate blanco, otros morenos. Algunos pollitos con labios carnosos, otros con enormes crestas.

Risas y sonrisas a raudales y unas figuras de pascua dignas de ser expuestas en cualquier escaparate de alta chocolatería. Nosotros encantados, ellos emocionados y los aitas y amas orgullosos a más no poder. Zorionak artistas!